jueves, 15 de abril de 2010

Australia - Israel. La curiosa rivalidad de los ochenta

Desde la creación del estado de Israel en 1948, el combinado asiático probó fortuna en las fases europea, asiática y oceánica en su lucha por alcanzar la clasificación para un Mundial.

En 1985 Israel dejó la fase UEFA y pasó a formar parte del grupo de la OFC. Las razones del cambio radicaban en el fracaso en sus últimos intentos clasificatorios para los mundiales de Argentina 78 y España 82 y los JJOO de Moscú 80 y Los Ángeles 84.

El cambio estaba más que justificado ya que el combinado israelí tenía buenos recuerdos de su anterior periplo por Oceanía. En 1969 superó a Australia y Nueva Zelanda y consiguió clasificarse para el Mundial de México 1970 (foto). Además, los supersticiosos tenían una razón más para pensar que con el cambio el objetivo se podría lograr: la cita mundialista de 1986 también tendría lugar en el país azteca.

Australia e Israel volverían a verse las caras, dando pie así a una rivalidad que se prolongó durante toda la década de los ochenta. Ferenc ‘Frank’ Arok, seleccionador de los Soceroos entre 1983 y 1990 es quizá quien mejor la ejemplifique. Siempre polémico y poco ortodoxo, en 1985 durante la concentración en Glasgow previa a la disputa del partido de repesca para el Mundial 86 ante Escocia y en plena guerra dialéctica con Alex Ferguson acuñó el término Mad Dogs. Este apodo fue el que definió a su selección y con el que atacó una y otra vez “la debilidad mental de los israelíes” a lo largo de toda la década. Genio y figura, llegó incluso a prohibir a su mujer que asistiera a cualquier partido de Australia por considerarla ‘gafe’.

El reencuentro entre las dos naciones tuvo lugar en octubre de 1985 en Ramat Gan, sede del estadio nacional israelí. En esa ocasión Australia se llevó los dos puntos al vencer por 1-2 y truncaron el sueño de los asiáticos quienes, pese a lograr empatar doce días después en Melbourne, finalizaron la fase final en segundo lugar quedando así apeados de la lucha por una plaza mundialista. Dos años después los israelíes volvieron de nuevo a sucumbir en la fase de clasificación para los Juegos Olímpicos de Seúl.

En 1989 Israel y Australia se cruzaron de por última vez buscando un billete para Italia 90. Tras el 2-2 contra Nueva Zelanda en Auckland, a los israelíes les bastaba con empatar ante los australianos en el último partido del triangular final para mantener el primer puesto y lograr así un billete para disputar el Play-Off contra el campeón del grupo 2 de la CONMEBOL, que aún estaba por decidirse.

Australia, la anfitriona, partía como la gran favorita del choque ya que se encontraba en un magnífico estado de forma: en 1988 durante la disputa de la Copa de Oro del Bicentenario Australiano los Mad Dogs habían vencido 4-1 a Argentina, que venía de proclamarse campeona mundial en México. Para los australianos aquel fue seguramente el mejor partido de la década y sin duda el que con más fuerza ha permanecido en la memoria de los aficionados, al igual que lo ha hecho el gol de tiro libre de Charlie Yankos desde 35 metros en ese mismo partido. Además, ese mismo año durante los JJOO de Seúl los Aussies habían logrado superar la primera fase derrotando a Nigeria y a la Yugoslavia de Djukic y Stojkovic.

Así las cosas aquel 16 de abril de 1989, hace exactamente 21 años, 40.320 espectadores poblaban las gradas del Sydney Football Stadium. Israel se presentaba con Eli Ohana (Malinas) y Ronny Rosenthal (Standard) como grandes figuras. Frank Aros, por su parte, decidió prescindir de algunos de los jugadores que desarrollaban su carrera en Europa como Craig Johnston (Liverpool) o Toni Dorigo (Chelsea y Leeds entre otros) pero contaba con Charlie Yankos (en mi opinión uno de los mejores lanzadores de falta de la historia), Frank Farina (Brujas) o Krnčević (máximo goleador de la liga belga con el Anderlecht) como algunos de los jugadores más destacables.

En el minuto 40, Eli Ohana adelantó al combinado israelí tras aprovecharse de un error en el despeje de Yankos y driblar tanto a Olver, el portero Aussie como a Wally Savor. En la celebración el jugador del Malinas se dirigió hacia la zona del banquillo local en respuesta a Arok, quien había calificado en la previa a la delantera israelí de ‘baja, lenta y débil’.

El partido acabó 1-1 tras el estéril gol de Trimboli en el 87’ pero el resultado esta vez sí sirvió. Israel se las vería con la Colombia de Pacho Maturana en la repesca. Sin embargo la gloria fue para los suramericanos gracias al solitario gol del palomo Usuriaga en el partido de ida disputado en Barranquilla.

A partir de 1992 Israel se incorporó al grupo europeo, de manera que se despidió de la OFC sin haber vencido a los Mad Dogs de Frank Arok (dos derrotas y cuatro empates) y sin lograr el objetivo de disputar su segundo mundial. A cambio ambas selecciones dejaron para la historia del fútbol una de las rivalidades más curiosas que se recuerdan.

9 comentarios:

  1. Muy interesante el artículo, sabía que Israel jugo en Oceania en los ochenta pero no que hubiera tanta rivalidad con Australia.

    Israel tenía buena delantera con Ohana y Rosenthal.

    Me informare de quién era Charlie Yankos.

    Te añado a favoritos de mi blog.

    ResponderEliminar
  2. No conocía esta historia y me parece un excelente aporte saber como dos naciones tan diferentes guardaban tanta rivalidad. Un saludo
    http://deparadinha.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. muy buen post, diria excelente. Que pesar Israel tener que vagar por otros continentes evitando el asiático y más que nada, jugar contra los países árabes para no tener problemas.
    Es mas, algunos sub20 lo jugaron para la CONMEBOL, si mal no recuerdo. Desde 1970 que no van a un mundial y eso que en 1990 estuvieron cerquita.
    saludos
    http://futbolanonimato.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Vaya! Israel jugando en la OFC, acabo de enterarme. Curiosísimo, como también lo es esta rivalidad tan extraña a primera vista.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que es curiosa esta novedad si no te llegan a explicar de donde viene. Curioso también que Israel haya jugado en Oceania, no entiendo como permiten esto simplemente por que si.

    Un saludo
    www.tocaladecara.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. hola amigo! me hice seguidor de tu blog! me gustaria que te hagas del mio! un abrazo!

    Tremendamente Motivados

    ResponderEliminar
  7. Gran blog, bastante interesante.
    A ver si te interesa un intercambio de links.
    http://chovenaplaza.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  8. sinceramente no conozco mucho el fútbol de esa región, pero me fascina leer sobre el fútbol que se practicaba o se practica en esa zona geográfica del fútbol

    ResponderEliminar